¿Se va a terminar el papel, principalmente en función de los medios electrónicos?

Hay estudios que muestran que el consumo del papel está relacionado, entre otras cosas, a la inversión en educación, aumento de renta y calidad de vida, principalmente en países emergentes. A pesar de que ya existe en regiones desarrolladas una tendencia de caída o estancación del consumo, en los países en desarrollo, lo que se observa, es que el consumo del papel continúa creciendo, justamente como consecuencia de ese aumento del nivel de renta y educacional.

Mucho se especula, pero, la verdad, es que el acceso a los medios electrónicos no sustituye el uso del papel y, en muchos aspectos, hasta impulsa su uso, ya que las personas tienen mayor acceso a la información y prefieren, muchas veces, imprimirla.

El hecho es que tanto los medios impresos como los digitales necesitan constantemente la innovación para mantener la sustentabilidad y la competitividad. Nuestras elecciones deben hacerse con base en un análisis de cómo los productos están hechos: ciclo de vida, descarte, consumo de materias no renovables y de energía y del impacto ambiental total. En un último análisis, la cuestión no es si debemos utilizar medios electrónicos o papel, sino qué combinación de estos dos medios tendrá el menor impacto total sobre el medio ambiente.