Los mejores papeles fabricados en la Argentina son producidos con pulpa de eucaliptus especialmente implantados para tal uso. Los productos se fabrican en la Planta de Capitán Bermúdez, en la provincia de Santa Fe. Son papeles de extraordinaria blancura, que logran un espesor, una opacidad y una lisura única. Poseen excelente imprimibilidad en todo tipo de uso: laser, offset, inkjet y duplicación. Se encuentran en una gran variedad de formatos y gramajes. Además no desprenden partículas, lo cual alarga la vida últil de impresoras y fotocopiadoras.